Bienestar

¿En la navidad todo es paz y armonía?

Lidiar con la pérdida de un ser querido o enfrentarse a circunstancias familiares difíciles durante las festividades navideñas puede ser una experiencia abrumadora y desafiante. La temporada festiva, que generalmente está llena de alegría y celebración, puede intensificar los sentimientos de tristeza, soledad y nostalgia para aquellos que están pasando por momentos difíciles.

¿Qué podemos hacer?

Diez formas en las que un psicólogo puede ayudar.

  1. Reconociendo y validando nuestras emociones:Es fundamental reconocer y validar nuestras emociones durante esta época. Permitirse sentir tristeza, enojo o incluso felicidad ante los recuerdos puede ser parte del proceso de curación. La negación de las emociones puede prolongar el duelo y aumentar la angustia emocional.
  2. Estableciendo límites saludables: En ocasiones, las festividades pueden generar presiones sociales para participar en eventos familiares o sociales. Un profesional en psicología puede ayudar a establecer límites saludables, permitiendo a la persona decidir cuánto desea participar en las celebraciones y cómo manejar las expectativas de los demás.
  3. Creando nuevas tradiciones y recuerdos: Ante la ausencia de un ser querido, puede ser útil crear nuevas tradiciones o realizar actividades que honren la memoria del ser perdido. Esto puede incluir encender una vela en su honor, hacer una donación benéfica en su nombre o compartir historias y recuerdos con familiares y amigos.
  4. Practicar el autocuidado: Durante las festividades, es fácil descuidar el autocuidado. Sin embargo, es crucial priorizar el bienestar físico y emocional. Un profesional en psicología puede ofrecer estrategias específicas, como la meditación, el ejercicio regular y el establecimiento de rutinas, para ayudar a mantener un equilibrio saludable.
  5. Establecer expectativas realistas: La sociedad a menudo promueve la idea de unas festividades perfectas, pero es vital establecer expectativas realistas. Un profesional en psicología puede trabajar con la persona para ajustar las expectativas y comprender que está bien no sentirse festivo en todo momento.
  6. Honrar los sentimientos contradictorios: Experimentar alegría y tristeza simultáneamente puede ser desconcertante, pero es una realidad común en situaciones de duelo durante las festividades. Un profesional en psicología puede ayudar a la persona a reconocer y aceptar estos sentimientos contradictorios sin juzgarlos, fomentando así un proceso de duelo más saludable.
  7. Facilitar la comunicación familiar: Las dificultades familiares pueden complicar aún más la temporada navideña. Un profesional en psicología puede trabajar con la persona para facilitar la comunicación abierta y constructiva dentro de la familia, ayudando a abordar conflictos y promover la comprensión mutua.
  8. Planificación anticipada: Anticiparse a las festividades y planificar con anticipación puede ser útil, más aún en un contexto donde el estrés puede incrementarse por el interés de que todo salga conforme a lo que uno desea. Es importante crear estrategias para lidiar con situaciones específicas que puedan surgir, brindando un sentido de control sobre su entorno durante esta temporada desafiante.
  9. Quedarnos con lo positivo: Cuando enfrentamos las fiestas navideñas, podemos desarrollar el llamado coloquialmente “Síndrome del Grinch” y estar más concentrados en los aspectos negativos de nuestra realidad antes que en los que realmente nos unen y brindan felicidad. Es fundamental reconocer aquellos elementos de nuestra vida que también pueden apoyar nuestro bienestar y tomar en cuenta de que no todo puede ser tan malo como aparenta en un principio. 
  10. Buscar apoyo social: La soledad puede acentuarse durante las festividades, pero buscar apoyo social es esencial. Un profesional en psicología puede recomendar la participación en grupos de apoyo, donde las personas comparten experiencias similares y brindan consuelo mutuo. La terapia individual también puede ser beneficiosa para abordar el dolor de manera más personalizada.

Conclusiones

Afrontar las festividades navideñas después de la pérdida de un ser querido o en medio de circunstancias familiares difíciles puede ser un proceso complejo. La guía de un profesional en psicología puede ser un recurso invaluable para navegar por estos desafíos de manera saludable. Reconocer y validar los sentimientos, establecer límites, buscar apoyo y practicar el autocuidado son solo algunas de las recomendaciones que pueden marcar la diferencia en el proceso de afrontar las festividades con compasión y autenticidad.

Si necesitas este acompañamiento y más, recuerda que puedes generar tu reserva virtual o presencial con nosotros en nuestro: Centro de Desarrollo Psicológico y/o en caso no tengas los recursos necesarios, puedes agregarte a nuestro canal de TikTok donde atendemos consultas en nuestro programa de Diálogos Psicológicos todo los viernes a las 10:00 p.m.

Ps. Luis Lazarte

¿Deseas recibir más novedades de nuestra parte?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *